Extracto de una charla en el Caribe

Los recuerdos son como los reflejos en las calles después de llover. No se sabe como llegan ahí pero están detras de los ojos y uno los reconoce. Hoy desperté con un fragmento de una charla en el caribe, en una noche que llovía, en una banca junto al mar, debajo del Sol.

- Por qué dios?
- Por qué nosotoros?

Creo recordar que después de eso me fui al mar. Vi las olas ir y venir. Después de un tiempo lo entendí. la primera pregunta no debe oponerse a la segunda. Por qué dios? porque las olas van y vienen siempre del mismo modo y sin embargo parecen venir siempre de un modo distinto, con una sorpresa en la espuma; por qué yo? porque estoy ahi para verlo. Todo tiene sentido ahora.

1 comentario:

Motta un amigo más dijo...

me recuerda algo que vivi, y sabe creo que sigo viviendo, gracias a ese recuerdo.