Cambio de medias

Es asi como suele suceder, entro y me cambio las medias
Solo lo determino puede ser, cuando me tengo que cambiar.
Es tan olvidado que a veces, necesita que le dedique
toda la mañana del viernes, para saber como vestirme.

Hoy es su turno de escojer, entre toda la ropa sucia
que no acabo de recojer, bisutería para su cintura.
la ginecología del ropero pierde su virginidad celada
cada mañana helada que mi mano le masturba.

Pobre ropero de madera, si supiera cuantas medias
he perdido a medias. Si tan solo lo supiera
y su perdón me diera, ya no me asustaría
meterme en su entraña, como volver a casa.

Hallaría las bragas, que con tanto celo guarda.
Pues su pobre y torpe alma, teme de aquel guardia
que se escurre en mi cama, y huye antes del alba.
Pobre ropero de madera que sueña con mi entraña.

1 comentario:

warnov dijo...

Mi closet nunca se pone en celo... de hecho, tampoco es celoso... sabe que en él solo hay pantalones, chaketas, zapatos, boxers, medias y ropa de dormir... no le importa ke profane su fidelidad con el closet del cuarto de atrás donde están las camisas, camisetas y trajes de paño. Una vez sin embargo, hizo pataleta y se tragó una corbata y un display de condones... depronto y cuando la casa sea demolida luego de años y años, encuentren el fruto de su venganza... luego luego, ya comprendió ke a pesar de ir a urgar en otro sitio, mi interior siempre está en el. Por eso no volvió a molestar y de hecho, me ha servido como cómplice para hacer las mismas cosas en otros escenarios.